Intervenciones bariátricas | Cirugía de Adelgazamiento

Los tres tipos de intervenciones bariátricas

clínicas para adelgazar en Madrid

Si has leído con atención nuestras entradas anteriores, sabrás que ante cuadros de obesidad severa y mórbida no sirve de nada recurrir a fármacos o a dietas de adelgazamiento. Son, en la mayorías de los casos, pacientes con patologías asociadas a ese exceso de peso y a los que nos les queda más remedio que pasar por el quirófano de nuestro centro, una de las clínicas para adelgazar en Madrid. Sobre todo teniendo en cuenta que el objetivo, además de la pérdida de peso, es que esta situación se mantenga en el tiempo. ¿Qué tipo de intervenciones se pueden practicar? ¿Sobre qué inciden cada una de ellas?

Lo primero a tener claro es que el tipo de intervención va a depender de cada paciente. De su peso, su estado general, sus hábitos alimentarios y sus rutinas. En el campo de la cirugía bariátrica hay 3 tipos de intervenciones:

  • Las que actúan sobre el estómago: se trata de reducir su tamaño. Son técnicas como la banda gástrica y la gastrectomía tubular. A veces se dan intolerancias alimentarias como a la lactosa.
  • Las que actúan sobre el intestino: en estos casos se trata de acortarlo mediante las llamadas “técnicas malabsortivas”. Con esta opción se logra una mayor pérdida de peso pero hay más posibilidades de que aparezcan diarreas y déficits de vitaminas o minerales. En estos casos se puede optar por la “derivación biliopancreática” o por el “cruce duodenal”.
  • Las mixtas: estas actúan sobre el estómago y sobre el intestino. Entre estas técnicas se encuentra el bypass gástrico. Logran una notable pérdida de peso y pocas complicaciones como los déficits nutricionales que comentábamos antes.

 

Las tres intervenciones anteriores se realizan por vía laparoscópica para no hacer incisiones sobre el abdomen.

Por otro lado, los tratamientos no quirúrgicos que ofrecemos en Cirugía Laparoscópica se realizan por vía endoscópica también para empequeñecer el estómago. Es el caso del balón intragástrico o el método POSE. En este último caso, la reducción de estómago no se hace con incisiones, sino por vía oral también con endoscopia. Se realizan una serie de pliegues en el fundus gástrico para modificar el tamaño del estómago y reducir de este modo su capacidad. Se trata de generar una sensación de saciedad para que el paciente ingiera menos alimentos. De todos modos, ni el balón ni el método POSE son efectivos en casos de obesidad mórbida.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR