Obesidad y estado de salud | Cirugía de Adelgazamiento

Los principales efectos de la obesidad en la salud

cirugía de adelgazamiento

Como expertos en cirugía de adelgazamiento queremos ahondar en los principales efectos de la obesidad en la salud.

Lo primero que tenemos que tener claro es que dormir poco puede afectar a la salud en general. Se puede experimentar pérdida de memoria, problemas de concentración o más fatiga mental. Además, si dormimos mal y poco también podemos ver agravado un problema de sobrepeso. 

Enfermedades relacionadas con el sobrepeso: 

  • Diabetes de tipo 2.
  • Enfermedades cardiovasculares e hipertensión. 
  • Enfermedades respiratorias (síndrome de apnea del sueño).
  • Algunos tipos de cáncer.
  • Osteoartritis (lesiones degenerativas e inflamatorias articulares).
  • Problemas psicológicos.

En general, la obesidad está relacionada con una baja calidad de vida. Estas personas están predispuestas a varios factores de riesgo cardiovascular como hipertensión, niveles altos de colesterol en sangre y triglicéridos.

Todo depende del nivel de sobrepeso o de si se trata ya de un cuadro de obesidad. También de la localización de la grasa corporal y de la actividad física que se realice. Los principales problemas son:

  • Diabetes de tipo 2

Normalmente se desarrolla en la edad adulta y está asociada al sobrepeso. También llamada diabetes mellitus no insulinodependiente, está más ligada a la obesidad y al exceso de peso.

El riesgo de desarrollarla aumenta cuanto más elevado sea el IMC. En Cirugía Laparoscópica de Adelgazamiento hablamos de obesidad a partir de un IMC de 30. La probabilidad de que las mujeres obesas padezcan diabetes de tipo 2 es 12 veces mayor que en las que tienen un peso saludable.

  • Enfermedades cardiovasculares e hipertensión

Hace referencia a las enfermedades coronarias, a los accidentes cerebrovasculares y a la enfermedad vascular periférica. La obesidad predispone a varios factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, elevados niveles de colesterol en sangre y triglicéridos). Además, el riesgo de sufrir un infarto es unas tres veces mayor en una mujer obesa que en una mujer delgada. Es típico en personas obesas con acumulación de grasa intra-abdominal asociada a un mayor riesgo de padecer enfermedades coronarias. Por otro lado, la relación entre la hipertensión (tensión arterial alta) y la obesidad está demostrada. Se calcula que la proporción de hipertensión atribuible a la obesidad es del 30-65% en Occidente.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR