La cirugía bariátrica y el peso | Cirugía de Adelgazamiento

¿Debo perder peso antes de someterme a una cirugía bariátrica?

clinicas para adelgazar en madrid

Una de las dudas frecuentes que tienen los pacientes de nuestro centro, una de las clínicas para adelgazar en Madrid, es si es necesario adelgazar antes de entrar a quirófano a someterse a una cirugía bariátrica. Y, en caso afirmativo, de cuántos kilos es recomendable desprenderse. Resolvemos todas estas dudas en las siguientes líneas.

Queremos ser claros desde el principio: antes de un bypass gástrico o reducción de estómago hay que adelgazar. Se trata de un requisito básico con el que cumplir antes de la cirugía bariátrica. El objetivo no es otro que alcanzar determinado peso para garantizar el éxito de la cirugía y prevenir posibles complicaciones durante y después de la intervención.

Además de cuidar la alimentación, el preoperatorio incluye otros aspectos como la realización de ejercicios respiratorios y de actividad física. Antes del bypass gástrico, hay que respetar lo que se conoce como dieta mixta con predominancia de frutas y verduras. A veces a esto hay que sumar complementos alimenticios. La dieta previa al bypass gástrico es hipocalórica. Se ingieren alrededor de 800 kcal por día. Es además hiperproteica. Se han de tomar dos piezas de fruta al día, en el almuerzo y en la merienda, y una ración de verdura en todas las comidas. Mientras se sigue esta dieta preoperatoria están vetadas las bebidas gaseosas y el alcohol.

¿Cuánto tiempo hay que mantener estas pautas alimenticias? Como te puedes imaginar, la respuesta depende del grado y tipo de obesidad del paciente. Por regla general, la dieta preoperatoria dura entre 2 y 4 semanas y la idea es perder de 7 a 20 kilos. Se trata, entre otras cosas, de favorecer la disminución del volumen del hígado, la grasa que rodea a los intestinos y la grasa de la pared abdominal. Todo esto facilita técnicamente la intervención en la clínica Cirugía Laparoscópica.  Además, se elimina parte de los líquidos acumulados por debajo de la cintura, algo que evita la llamada estasis venosa y la trombosis venosa postoperatoria. Dicho de otro modo, perdiendo peso se evitan posibles complicaciones derivadas del bypass gástricoPor supuesto, la dieta se personaliza para cada paciente según su actividad diaria, las patologías que padezca o la edad. De todos modos, hay una regla que siempre se mantiene: el éxito de la cirugía depende en gran medida de seguir determinadas pautas dietéticas y del ejercicio físico. En definitiva, se trata de cambiar los hábitos de vida.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR