¿Qué son exactamente las grasas saturadas? | Cirugía de Adelgazamiento

¿Qué son exactamente las grasas saturadas?

clínicas de adelgazamiento en Madrid

A menudo se señala a las grasas como gran enemigo de las dietas y del estilo de vida sana, y más en particular a ciertos tipos como las grasas saturadas. Sin embargo, ¿se conoce generalmente lo que significa este concepto? ¿Dónde reside la problemática con estas grasas, y hasta qué punto son negativas para nuestra salud? Siempre es bueno que las personas que acuden a clínicas de adelgazamiento en Madrid posean la información más detallada posible acerca de sus hábitos nutricionales, así que vamos a entrar en detalle acerca de estos lípidos.

La clasificación de las grasas en saturadas, insaturadas y monoinsaturadas responde en realidad a su estructura molecular: las grasas saturadas son aquellas que no poseen dobles enlaces químicos. ¿Pero en qué se distinguen a efectos prácticos? Una de sus características definitorias es que son sólidas a temperatura ambiente, a diferencia de las insaturadas, aunque en la mayoría de los alimentos que las contienen no son visibles. ¿Dónde residen, entonces, los problemas de las grasas saturadas? Además de a la obesidad, su consumo está asociado al incremento de los niveles de colesterol LDL en sangre, con sus consiguientes riesgos para la salud cardiovascular.

Si quieres saber los alimentos que tienden a ser ricos en grasas saturadas, se trata especialmente de aquellos de origen animal, así como aceites como el de coco y palma, generalmente usados en la fabricación de productos ultraprocesados.

Desde Cirugía Laparoscópica de Adelgazamiento no podemos olvidarnos de que existen otro tipo de grasas que comparten e incluso acrecientan los males asociados a las saturadas: las grasas trans, que habitualmente son producto del proceso conocido como hidrogenación. Se trata de grasas originalmente insaturadas cuya estructura es alterada y asimilada a la de las saturadas, a fin de hacerlas más estables y duraderas, a costa de sus efectos para la salud. No solo aportan colesterol LDL, sino que reducen activamente los niveles en sangre del HDL, el ‘colesterol bueno’. Son habituales en alimentos procesados como bollería y aperitivos, aunque cabe reseñar que también es posible encontrar grasas trans de forma natural en carne y lácteos de vacuno u ovino.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR