Clínicas para adelgazar en Madrid | Cirugía de Adelgazamiento

¿Qué relación existe entre la obesidad y la diabetes?

clinicas para adelgazar en Madrid

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en los últimos 35 años, el número mundial de adultos con diabetes se ha cuadruplicado, ascendiendo en el año 2014 a los 422 millones. Y si antes esta enfermedad se asociaba a una alimentación opulenta, hoy en día, se extiende entre personas de posiciones sociales muy distintas, creciendo de manera especial entre la población con ingresos bajos y medianos. Exactamente lo mismo que ha ocurrido con la obesidad. ¿Casualidad? Pues aunque es obvio que no todas las personas diabéticas sufren obesidad ni todas las obesas desarrollan diabetes, sí existe una clara relación entre ambos problemas tal y como explica la OMS en su informe y hemos podido comprobar en nuestro centro, una de las mejores clínicas para adelgazar en Madrid.

El caso  más representativo es el de China, que como se detalla en el link añadido al comienzo de este post, en el año 2013 pasó a contar con 114 millones de habitantes diabéticos. Los autores de esta estadística apuntaban como uno de los principales causantes de este dato al nuevo ritmo de vida propiciado por la modernización y el paso a una alimentación más occidentalizada, en la que cada vez se ingerían más alimentos procesados y productos de “consumo rápido”. Era evidente: en China crecía la población con problemas de peso al mismo ritmo que creía la diabetes.

Relación directa

La relación entre obesidad y diabetes está más que demostrada y, hoy en día, se estima que las personas obesas tienen 10 veces más posibilidades de sufrir diabetes. Pero ¿cómo influye la obesidad en el desarrollo de esta enfermedad?

La obesidad provoca, en muchos casos, la concentración de tejido adiposo hipertrofiado, especialmente el adiposo visceral (abdomen), lo que desencadena un proceso inflamatorio celular conocido como lipoinflamación. Al mismo tiempo, ese tejido graso acentúa el desarrollo de la insulinorresistencia, o lo que es lo mismo, la incapacidad de la insulina para metabolizar la glucosa después de las comidas. Ambos fenómenos provocan la alteración del metabolismo de los carbohidratdos, favorecen el aumento del depósito de grasas e interfieren en las hormonas que sacian el apetito. El resultado suele ser el desarrollo de una diabetes de tipo 2.

Dada la relación que existe entre ambas enfermedades, cada día son más las personas que padecen diabetes y obesidad tipo 2, hasta el punto de que la coincidencia de estas enfermedades ha pasado a denominarse Diabesidad. Llegado a esta situación es necesario mejorar los niveles de azúcar en la sangre y perder peso, algo para lo que resulta fundamental ponerse en manos de los profesionales de una clínica para adelgazar en Madrid como la nuestra.

Tras un primer diagnóstico, nuestro equipo de médicos determinará cuáles son las soluciones que permitirán alcanzar el objetivo planteado para poner fin a la diabetes que está poniendo en riesgo la salud de quienes la padecen debido a su exceso de peso. Acércate a Clínica Cirugía Laparoscópica del Adelgazamiento y pregúntanos sin miedo.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR