3 riesgos de las dietas milagro | Cirugía de Adelgazamiento

3 riesgos de las dietas milagro

clínicas para adelgazar en Madrid

Son muchas las personas que consideran que tienen que tomar una medida de choque cuando se han excedido con la comida. Esto es muy habitual después de la época navideña o a la vuelta de las vacaciones. Sin embargo, como una de las clínicas para adelgazar en Madrid te contamos que es un error y lo mismo ocurre con las dietas milagro.

El proceso de adelgazamiento no es una carrera de fondo, la única forma de alcanzar el objetivo y mantenerlo en el tiempo será interiorizar la necesidad de llevar a cabo una dieta saludable. Lo que se traduce en introducir más alimentos frescos, minimizando los procesados y eliminando los ultraprocesados. Finalmente, será importante reducir la sal, el azúcar y las grasas saturadas.

 

¿Qué es una dieta milagro?

Podemos clasificar con esta etiqueta a todas aquellas dietas que prometen resultados rápidos y asombrosos. Generalmente, prohíben la ingesta de un grupo concreto de alimentos. Pueden distorsionar la realidad científica de un determinado nutriente, no son controladas por un especialista sanitario e incluyen la ingesta de productos o preparados que se comercializan.

En el fondo todos sabemos que perder peso es un camino lento, pero seguro. Los nutricionistas trabajan para sensibilizar sobre los riesgos de estas medidas drásticas, que pueden desencadenar consecuencias nocivas para la salubridad humana.

 

Principales consecuencias negativas de las dietas milagro

Nos aportan hábitos de vida poco saludables

No sugieren una rutina alimentaria inadecuada, mantener en el tiempo este tipo de dietas puede causar problemas de salud de diversa índole. De hecho, algunas de ellas pueden dañar nuestro organismo a corto plazo. Hay que tener mucho cuidado con lo que ingerimos, los nutrientes que nos faltan o cómo va a trabajar el organismo para asimilar esa alimentación.

Tienen efecto rebote

Sobradamente conocido. Es cierto que la velocidad de adelgazamiento que nos proponen resulta atractiva, pero este es sin duda un factor a tener en cuenta. La mayoría de estas dietas milagro provocan una pérdida de glucógeno muscular y hepático, lo que causa una pérdida de agua intracelular asociada. Cuando volvemos a comer normal, todo ello se recupera con creces.

Pueden provocar pérdida de masa muscular u ósea

Mantener estos hábitos alimenticios en el tiempo contribuye a una pérdida de masa muscular que reduce ligeramente el metabolismo basal. También pueden causar una pérdida de densidad ósea, lo que supone un mayor riesgo de sufrir una cardiopatía o un problema metabólico.

Por último, desde nuestra clínica de Cirugía Laparoscópica de Adelgazamiento queremos destacar que, en los últimos años, también se ha relacionado este tipo de dietas con un mayor riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR