¿Puedo hacer deporte después de una cirugía de bypass gástrico? | Cirugía de Adelgazamiento

¿Puedo hacer deporte después de una cirugía de bypass gástrico?

¿Sabías que el ejercicio físico tras someternos a un bypass gástrico es una de las claves para una mejor recuperación de la intervención? Además, se trata de un procedimiento poco invasivo y conlleva un postoperatorio poco doloroso. Eso sí, para conseguir los mejores resultados, la rutina del ejercicio debemos implementarla de forma progresiva y combinarla con nuevos hábitos alimenticios. 

¿Qué es el bypass gástrico?

El bypass gástrico, popularmente conocido como reducción de estómago, es una técnica de cirugía bariátrica restrictiva, ya que las técnicas empleadas reducen el tamaño del estómago y alteran el ciclo digestivo. 

Mediante esta cirugía laparoscópica de adelgazamiento, el cirujano corta el estómago y realiza una segunda incisión en el intestino delgado, conectándolo al primero para que la comida salte de un órgano a otro. De esta forma, el organismo absorbe menos calorías y se reduce el apetito. 

¿Cómo implementar mi rutina de ejercicios?

Ya hemos avanzado que el ejercicio físico ayuda en la recuperación y mantenimiento de los resultados tras la intervención. No obstante, antes de poner en marcha nuestro plan de acción, lo común es que el médico realice una valoración cardiorrespiratoria previa. 

Comenzada la rutina de ejercicios, donde el calentamiento previo es fundamental en cada sesión, aumentaremos progresivamente tanto la intensidad como la duración. En este punto, conviene huir de sobreesfuerzos para evitar lesiones. 

Tipo de ejercicios y cuándo realizarlos

Tras la primera semana de intervención hasta las seis semanas, los médicos recomiendan caminatas lo suficientemente rápidas como para elevar el pulso cardíaco. En este punto, los pulsómetros son los mejores compañeros de ejercicio.  

En líneas generales, será a partir de la sexta semana tras la intervención quirúrgica cuando aumentemos la intensidad muscular combinando ejercicios aeróbicos, de tonificación y de musculación. 

No obstante, cada paciente es un mundo y, dependiendo de la edad y del grado de obesidad, las pautas progresivas de realización de ejercicios pueden variar.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR